Saltar al contenido

Guía turística Viena

La ciudad de Viena llama la atención de miles de turistas en todo el mundo por varios aspectos. Además de ser la capital de Austria, esta increíble localidad tiene un papel protagonista en Europa por ser la cuna de importantes artistas e intelectuales, sin dejar a un lado sus espectaculares palacios y demás construcciones históricas. ¡Elegir este destino para tus próximas vacaciones será una excelente decisión! Lee esta guía turística de Viena y comienza a planificar tu viaje con nosotros.

Moneda  Euro
Idioma  Alemán
Hora local  UTC/GMT + 1 hora
Temperatura promedio  11,4°C
Mejor época para viajar  Junio – Agosto
Presupuesto para una persona (7 días)  555 euros

Guía turística de Viena

✈️ ¿Cómo llegar a Viena?

Debido al gran movimiento turístico que hay en Viena, con el pasar de los años las vías de acceso a la ciudad han ido en constante mejora. Los europeos son quienes tienen el camino más sencillo, sobre todo los españoles, y si es tu caso te explicaremos cuál será la mejor opción para emprender tu viaje. Desde España puedes ir por tierra y por avión, aunque la primera alternativa no es tan factible.

Con esto nos referimos a que ir en tren lleva consigo muchas horas de recorrido, así que lo recomendamos sólo si quieres pasar por Praga, Budapest, París o Venecia. Ahora bien, si deseas llegar más rápido y sin hacer ninguna parada, desde Madrid y Barcelona podrás conseguir vuelos directos hasta el aeropuerto internacional de Viena-Schwechat, en el que circulan la mayor parte de los viajeros de Austria.

El vuelo más largo será desde Madrid, pues hasta Viena son 3 horas de viaje, mientras que desde Barcelona bastarán apenas 2 horas y 25 minutos para aterrizar en tu destino. Por otro lado, si sales desde Latinoamérica, las conexiones son obligatorias y las horas de viaje se extienden en gran medida si comparamos este contexto con España.

Pues bien, debes saber que desde el sur de América —digamos que desde Buenos Aires— el camino será de más de 15 horas, y tendrás que aterrizar antes en Madrid, Londres, París o São Paulo. En caso de que salgas desde Norteamérica, el recorrido será un poco menor aunque igual deberás hacer paradas previas antes de seguir a Viena. Las ciudades más comunes para hacerlo son Fráncfort del Meno, París y Londres.

🌆 Principales puntos de interés

Enumerar todos los lugares para visitar en Viena es una de las cosas más difíciles de hacer al momento de planificar el viaje. Debes saber que recorrer la ciudad en un día es casi imposible, así que deberás hospedarte unos cuantos días para conocer el máximo posible (de los sitios para dormir te hablaremos más adelante). El legado histórico de esta espectacular ciudad es supervalioso, por eso comenzaremos a mencionar los lugares de este tipo.

El Palacio de Schönbrunn es el primero de ellos, y quizás uno de los más importantes no sólo de Viena sino de toda Austria. Construido en el siglo XIX, con el pasar del tiempo se convirtió en uno de los edificios más modernos e imponentes de la época, y en la actualidad es el punto turístico más visitado de la ciudad. Al llegar lo reconocerás de inmediato, pues aparece en muchísimas postales, películas y documentales.

NOTA
El Palacio de Schönbrunn fue la residencia veraniega de la dinastía Habsburgo, una decisión tomada por María Teresa I de Austria. Desde 1996 forma parte de los Patrimonios de la Humanidad de la Unesco.

Continuando con las construcciones palaciegas y si de la más grande se trata, el Palacio Imperial de Hofburg es nuestra siguiente recomendación. Esta edificación perteneció, igualmente, a los Habsburgo, y con la llegada de la república pasó a ser la residencia de los presidentes de Austria. Este hecho dejó como consecuencia una variación de estilos en el palacio, desde historicismo hasta gótico.

El Palacio Belvedere, por su parte, es otra edificación de estilo barroco que alberga en su interior preciosos museos. El Museo de Arte Barroco austríaco, el Museo de Arte Medieval austríaco y la Galería de arte austríaco son los lugares más atractivos de este complejo palaciego, y en ellos conocerás muchísimo sobre el tinte artístico de la ciudad.

Y si de espacios dedicados al arte y la cultura de Austria hablamos, el Museo de Historia del Arte de Viena es otro sitio que no deberías perderte. Se trata de uno de los museos más antiguos, importantes y preciosos de todo el mundo, cuya hermosura aumenta con la cúpula octogonal de 60 metros que engalana su techo. Además, está construido con mármol, pinturas históricas y pan de oro. ¡Es espectacular!

La Albertina es otro museo dedicado a exhibir más de 65.000 dibujos y muchísimos más grabados de artistas tanto nacionales como internacionales. Asimismo, la catedral de San Esteban es otra de las construcciones más imponentes de Viena, y su torreón de 136 metros de altura lo confirma. ¡No olvides pasar por la Ópera Estatal de Viena! Este lugar tiene un valor incalculable para la escena musical de todo el mundo.

ℹ️ Consejos para el viaje

Viajar a Viena será un sueño hecho realidad. La belleza de la ciudad también lleva consigo un gasto de dinero mayor al que podrías tener en otros destinos. Lo primero que debes tener en cuenta es que la mejor temporada para emprender tu viaje es de abril a mayo y de septiembre a octubre, pues así conseguirás los precios más bajos en todos los servicios.

En este sentido, evita las temporadas altas de verano e invierno y trata de hacer las reservas de hoteles con suficiente antelación. En cuanto al sistema de transporte público, en Viena tienes la opción de comprar bonos por varios días para usarlos en los tranvías y autobuses, aunque también podrías pedir un taxi desde tu hotel, pues cogerlo en la calle es sumamente difícil.

Ahora bien, si quieres hacer tus recorridos por ti mismo, alquilar un automóvil podría ser una alternativa genial y no es tan costosa. Sólo debes asegurarte de llevar tu licencia de conducir con validez internacional y una tarjeta de crédito para pagar el monto total del servicio. Por último, te recomendamos cambiar tus divisas por moneda local en los bancos, pues así no tendrás que pagar comisiones muy altas.

🏨 ¿Dónde dormir en Viena?

Como mencionamos en un apartado anterior, recorrer los sitios más interesantes de Viena lleva consigo varios días de hospedaje en esta espectacular ciudad. No es que el territorio de la capital austriaca sea precisamente extenso, sino que cada sitio tiene cosas que no te puedes perder. Es por ello que queremos hablarte sobre las mejores zonas para hospedarte en la ciudad teniendo en cuenta que hay 23 distritos en ella.

Claro está que el centro de la ciudad es la mejor zona para hacerlo, y el distrito Innere Stadt, específicamente, es nuestra primera recomendación. No obstante, elegir este lugar puede representar un gasto algo elevado, aunque podrías estar muy cerca de los sitios turísticos y podrías elegir entre hoteles lujosos y muy preciosos.

NOTA
En el distrito Leopoldstadt se encuentra el parque del Prater, un increíble espacio público que con sus 6 millones de metros cuadrados supera —por casi el doble— al Central Park de Nueva York.

Así que si estás buscando hospedajes más modestos y con precios más asequibles, los distritos Leopoldstadt, Landstrasse, Margareten, Wieden, Neubau y Mariahilf son las mejores opciones. En cada uno de ellos podrás disfrutar de increíbles y extensos parques, así como también de restaurantes, cafés e incluso clubes que delatan la animada vida nocturna vienense.


Booking.com

🍽️ ¿Dónde comer en Viena?

La gastronomía de Viena es una de las más exquisitas de Austria. Aunque es cierto que no es el principal atractivo de la capital austriaca, la comida de la localidad es variada tanto en sus sabores como en sus precios. Por cierto, no deberías preocuparte por esto último; en Viena podrás conseguir desde lujosas preparaciones hasta recetas sencillas en puestos de comida callejeros.

En cuanto a los platos más populares de Viena podemos destacar Wiener Schnitzel, Forelle nach Müllerin Art, Tafelspitz, Selchfleish, Gulash, Rindsuppe y Powidl, así como también a las galletas de vainilla y a las tortas de chocolate que son, de hecho, muy populares. Para finalizar, te dejamos algunos de los restaurantes más reconocidos de Viena: Schachtelwirt, Der Bettelstudent, Der Wiener Deewan y Salm Braeu.

Antes de coger el vuelo rumbo a Viena, te recomiendo que veas esto:

Gracias por pasar este rato con nosostr@s conociendo la guía turística de Viena. Si buscas información de otro destino europeo, puedes hacer clic en ➨➨➨ Guías: Europa.