Saltar al contenido

Guía turística Varsovia

Visitar Varsovia, la capital de Polonia, es entrar en contacto con una variedad arquitectónica increíble. Al caminar por sus calles serás testigo de impresionantes edificaciones que datan de la época medieval, pasando también por construcciones neoclásicas y terminando con rascacielos que le dan un toque de modernidad a la localidad. Además, en sus museos podrás echarle un vistazo a la cultura y la historia varsoviana. ¿Necesitas más razones para elegir este destino? ¡Lee esta guía turística de Varsovia y las tendrás!

Moneda Zloty
Idioma Polaco
Hora local UTC/GMT + 1 hora
Temperatura promedio 8,5 °C ☁️
Mejor época para viajar Junio – agosto
Presupuesto para una persona (7 días) 325 euros

Guía turística de Varsovia

✈️ ¿Cómo llegar a Varsovia?

Varsovia es la capital y la ciudad más grande de Polonia, y dentro de ella se encuentra el aeropuerto internacional de Varsovia-Chopin, la terminal aérea encargada de recibir, al menos, al 50% de los viajeros extranjeros del país entero. Llegar hasta esta localidad desde España es muy sencillo, y de hecho existe la opción de hacerlo por vía terrestre en tren.

Lo ideal será que planifiques las salidas de este país desde Madrid y Barcelona, las ciudades con mayor movimiento y opciones de transporte. Pues bien, respecto a la vía terrestre debemos mencionar que desde la capital el viaje dura unas 29 horas, y desde Barcelona al menos 27. Por ser un recorrido sumamente largo, lo dejaremos a un lado y nos enfocaremos en los viajes en avión.

Desde Madrid hasta Varsovia son 3 horas y 40 minutos, mientras que desde Barcelona son 3 horas y 10 minutos. Ambas ciudades tienen vuelos directos hasta la capital polaca, lo que facilitará en gran medida tu viaje. Dicho esto, ahora vamos a explicar el camino para los viajeros latinoamericanos que, por supuesto, es mucho más largo.

Si tu caso es que partes desde Sudamérica —supongamos que desde Buenos Aires–, tu recorrido durará más de 10 horas y tendrás que hacer una escala en Fráncfort del Meno, Zúrich, París o Roma. Al salir desde Norteamérica —esta vez digamos que desde Ciudad de México—, el camino hasta Varsovia será más corto y tendrás que hacer la conexión en Londres, París, Múnich o Toronto.

🌆 Principales puntos de interés

A lo largo de su historia la ciudad de Varsovia ha sufrido numerosos ataques, entre los que destacan los lamentables sucesos de la Segunda Guerra Mundial. Y aunque muchas de las edificaciones que se levantaban en la localidad fueron destruidas, otras tantas quedaron —al menos parcialmente— en pie, y hoy forman parte de los atractivos turísticos de la capital polaca. El Castillo Real de Varsovia es una de ellas.

Aunque esta edificación fue bombardeada por la invasión nazi, no pasó mucho tiempo para su reconstrucción, pues se trata de uno de los iconos de la ciudad desde el siglo XIV. El Castillo Real de Varsovia fungió como residencia de la antigua monarquía polaca, y desde ahí comienza la «Ruta Real», es decir, el camino que tomaban los reyes desde este lugar hasta sus casas veraniegas.

El Palacio Łazienki es otra construcción de la realeza que no te puedes perder en Varsovia. Este edificio se encuentra en el Parque Real del mismo nombre, el más grande de Varsovia y uno de los más lindos de Polonia, donde la fachada del palacio se refleja en las aguas de un lago. Para llegar a él debes ir hasta la isla artificial donde se ubica con exactitud, y al entrar descubrirás una preciosa decoración neoclásica.

¿Recuerdas lo que dijimos en la introducción sobre los modernos edificios que también se levantan en Varsovia? Pues uno de ellos es el Palacio de la Cultura y la Ciencia, una construcción de 231 metros de altura que se caracteriza por la utilización de mampostería renacentista, además de seguir el modelo de la Giralda de Sevilla. Esto sin dejar a un lado algunos estilos moscovitas.

NOTA
El Palacio de la Cultura y la Ciencia fue un regalo de la Unión Soviética a Polonia en el año 1955. Debido a los pasados sucesos de la URSS contra Polonia, muchos varsovianos quisieron derrumbar la construcción para instalar un parque público. Aunque por muchos años fue considerado como un símbolo negativo, el palacio ahora es una de las principales atracciones turísticas de Varsovia.

Continuando con los sitios turísticos de la ciudad, uno que no puedes dejar de conocer es el Museo del Alzamiento de Varsovia, un espacio dedicado a preservar los objetos que se usaron durante la insurrección de los varsovianos contra los nazis. En sus exposiciones descubrirás desde armas letales hasta cartas de amor de los soldados implicados.

Pero si quieres ir hacia un panorama más cultural, el Museo Fryderyk Chopin es el lugar ideal para conocer más sobre la vida y obra de este compositor polaco. ¡No dejes de ir a la Plaza del Mercado y la Plaza del Castillo! Es que estos espacios abiertos de Varsovia también tienen historia que contar.

ℹ️ Consejos para el viaje

Para que tu viaje a Varsovia sea una experiencia totalmente positiva, es superimportante que tengas en cuenta algunos consejos que te ayudarán. El primero tiene que ver con el idioma de Varsovia, pues debes saber que casi todo está escrito y es hablado en polaco. Esta lengua puede resultar difícil de entender, así que te recomendamos contratar los servicios de un guía turístico para no tener problemas de comunicación.

En cuanto a la mejor época para visitar Varsovia, sin duda te recomendamos hacerlo en verano, pues en el resto de las temporadas las temperaturas pueden ser muy bajas, lo que interferirá en tus planes de visitas. Por su parte, el transporte público funciona perfectamente; las líneas del metro recorren toda la ciudad, aunque podrías elegir los autobuses si quieres ahorrar en los billetes.

🏨 ¿Dónde dormir en Varsovia?

Una de las cosas que más nos gusta de Varsovia —y que seguro a ti también te encantará— es que sus hospedajes no son precisamente caros. Con el vertiginoso auge del turismo en la capital polaca, también son muchos los hoteles de lujo, los hostales y los apartamentos ofrecidos a los viajeros internacionales. En este sentido, la opción más recomendada es el centro de la ciudad.

NOTA
Varsovia es una de las localidades europeas más atacadas de la historia. Desde el año 1600 hasta el 1945, la ciudad sufrió más de 43 arremetidas de diversas naciones, y es por ello que su pasado es uno de los más crueles del mundo. 

Aquí no sólo estarás cerca de los sitios turísticos, sino que también podrás disfrutar de la movida nocturna de Varsovia. El casco histórico (o Stare Mesto) también es una alternativa increíble, aunque mucho más costosa. Así que si estás buscando economizar, Wola, Praga Południe y Mokotów son las zonas con mejores precios de alojamiento, aunque se encuentran un poco más lejos del centro.


Booking.com

🍽 ¿Dónde comer en Varsovia?

Como sucede con la oferta hotelera, comer en Varsovia tampoco es caro. Aunque no es una gastronomía popular en todo el mundo, los platos de la ciudad son realmente exquisitos, y se caracterizan por tener una marcada influencia de la cocina eslava. Es por ello que no es extraño encontrar sopas de callos, caldos de remolacha, carnes en brasa con salchichas y codillos de cerdo.

Tampoco podemos dejar a un lado las famosas empanaditas de raviolis, cuyo relleno es muy variado y lo podrás elegir tú mismo. En cuanto a las bebidas, el vodka y la cerveza son acompañantes típicos de la comida varsoviana. Para finalizar te dejaremos algunos de los restaurantes más visitados por los turistas: Restauracja Portretowa, U Szwejka, Podwale 25 Kompania Piwna y Granada Bar.

¡Estarías loco si te pierdes estos consejos para ahorrar en tu viaje a Varsovia!:

¿Listo para embarcarte en tu viaje de la mano de esta guía turística de Varsovia? ¡Excelente!, porque también tenemos muchos lugares de ➨➨➨ Europa que morirás por ver pronto.

¿Cuál será tu siguiente destino?