Saltar al contenido

Guía turística Lisboa

Además de ser la capital de Portugal, Lisboa es una ciudad que atrae a miles de visitantes cada año por las preciosas construcciones que se encuentran en su territorio. Imponentes monumentos, históricos monasterios, plazas y espacios al aire libre con vista al mar son algunos de sus atractivos, y por eso estamos seguros de que deberías elegir este destino para disfrutar algunos días libres. ¿Qué te parece si comenzamos a planificar tu viaje con esta guía turística de Lisboa? ¡Empecemos!

Moneda  Euro
Idioma  Portugués
Hora local  UTC/GMT + 0 horas
Temperatura promedio  17,5 °C
Mejor época para viajar  Marzo – junio | Septiembre – diciembre
Presupuesto para una persona (7 días)  394 euros

Guía turística de Lisboa

✈️ ¿Cómo llegar a Lisboa?

Lisboa es una de las localidades turísticas por excelencia de Portugal, y emprender una aventura hasta ella nunca será mala idea. Son muchísimos los viajeros que van hasta esta capital para vacacionar, y si eres uno de ellos y estás buscando la mejor alternativa de transporte, estás en el lugar correcto. Primero nos enfocaremos en explicar las alternativas que tienen los turistas españoles.

Si eres uno de ellos debes saber que desde Madrid y Barcelona existen varias aerolíneas que operan con vuelos low cost, es decir, puedes conseguir billetes de avión desde 65 €. Esta es una de las razones por las que preferimos estas ciudades para comenzar a viajar, las que también te recomendamos si prefieres ir en avión hasta Lisboa.

Dicho esto, el recorrido más corto será desde Madrid, pues en sólo una hora y 20 minutos podrás aterrizar en el aeropuerto internacional Humberto Delgado, el más grande de Portugal y uno de los más transitados del sur europeo. Desde Barcelona, por su parte, será una hora y 55 minutos de viaje hasta esa terminal aérea.

Además, ir en tren es otra de las opciones que tienen los viajeros españoles, aunque claro está que lleva consigo muchas más horas de viaje. El promedio del tiempo del viaje desde Madrid hasta Lisboa por tierra es de unas 10 horas y 50 minutos, mientras que desde Barcelona son 13 horas y 55 minutos. Como ves, esta alternativa sólo es ideal si quieres un recorrido con más aventura.

Ahora bien, si eres latinoamericano y también estás pensando en conocer Lisboa, te diremos cómo será tu viaje de acuerdo a tu lugar de salida. Eso sí, debes tener en cuenta que en ningún caso tu recorrido será menor a 10 horas en avión. Pues bien, si partes desde Sudamérica —digamos que desde Buenos Aires—, será obligatorio parar en São Paulo o Madrid.

Desde el norte —esta vez supongamos que desde Ciudad de México—, las horas de vuelo se reducen un poco en comparación con las salidas desde el sur, pero la escala se mantiene como elemento obligatorio. En ese caso son Madrid, Miami y Nueva York las ciudades más usadas por las compañías aéreas para la conexión.

🌆 Principales puntos de interés

Calles estrechas y casitas con techos de colores son las que abundan en todo el territorio de Lisboa, y son esos pequeños caminos los que conducen a grandes edificaciones históricas. Ese es el contraste de la capital portuguesa; un tinte colonial que se une con armonía con imponentes construcciones, las cuales te dejarán atónito durante tu recorrido turístico. ¡Coge papel y lápiz y anota la torre de Belém!

Esa podría ser tu primera parada después de llegar a Lisboa, y se trata de construcción militar que ha tenido numerosas funciones a lo largo del tiempo. Su edificación se llevó a cabo en el año 1516, y en aquel entonces sirvió como lugar para albergar a los exploradores que iniciarían las relaciones comerciales con India y China. Poco tiempo después fue utilizada como defensa para proteger el río Tajo, el sitio donde está ubicada.

Esta torre también funcionó como faro, el lugar para recaudar impuestos de ingreso a la ciudad y hasta como prisión. Su diseño arquitectónico también ha sido reconocido en más de una ocasión, pues fusiona estilos islámicos, orientales y manuelinos. Otra construcción con estas características es el Monasterio de los Jerónimos de Belém, considerada, además, una obra de arte y uno de los monumentos más preciosos de Lisboa.

NOTA
El Monasterio de los Jerónimos de Belém ingresó a los Patrimonios de la Humanidad de la Unesco en el año 1983.

Con la inclusión de varios arquitectos, este sitio religioso se culminó con una fusión de diversos criterios, y esa riqueza la podrás verificar cuando le eches un vistazo a sus fachadas, su interior y su claustro. El castillo de San Jorge es nuestra siguiente recomendación, y aunque se trata de las ruinas de lo que fue un castillo en el pasado, el lugar se mantiene como uno de los iconos de Lisboa.

Esta construcción de 6000 m² se alza encima de la colina San Jorge, desde donde podrás tener una de las vistas más preciosas de toda Lisboa. Recorrer todo el castillo llevará varias horas, pues son varias torres, patios, garitas y hasta un foso los que conforman este recinto. Y ya que estarás muy cerca del río Tajo, podrías visitar el Monumento a los Descubrimientos, una carabela grandísima y muy interesante.

Este monumento fue levantado para homenajear a Enrique el Navegante, y en la parte inferior se encuentran las esculturas de 33 personajes históricos de Portugal. El Oceanario de Lisboa es otro lugar increíble de la ciudad, donde conocerás de cerca interesantes exposiciones de la biología marina, aunque también podrás encontrar colecciones de aves y mamíferos.

Ahora volviendo al centro de la ciudad, el Elevador de Santa Justa, la Praça do Comércio y el Barrio Alto de Lisboa son los sitios urbanos que no puedes dejar de anotar en tu recorrido. Además, son los puntos más recomendados si quieres conocer de primera mano la idiosincrasia de Lisboa.

ℹ️ Consejos para el viaje

Lisboa es una ciudad que se puede disfrutar sin mayores esfuerzos; aun así, creemos que hay cierta información que debes conocer antes de comenzar tu viaje. Lo primero tiene que ver con la época precisa para emprender tu recorrido si quieres ahorrar dinero y tener el mejor clima, y respecto a ello te decimos que la primavera y el otoño son las temporadas más recomendadas.

En este sentido, evita ir a Lisboa en verano; las temperaturas pueden ser muy altas y los precios también. En cuanto al transporte de la localidad, el tranvía es la mejor —y más antigua— opción para recorrer la ciudad, aunque nosotros te recomendamos caminar lo máximo que puedas. De esta manera no sólo conocerás las hermosas calles de Lisboa, sino que también ahorrarás.

Los elevadores, por su parte, son la mejor alternativa cuando vayas a visitar los barrios más altos. Son una especie de funiculares con paradas en los miradores de la ciudad, y son ellos mismos los que te conectarán con las calles empinadas. ¡Será una verdadera aventura de altura!

🏨 ¿Dónde dormir en Lisboa?

Después de conocer Lisboa, estamos seguros de que querrás volver cada vez que tengas la oportunidad. Pero antes es necesario que tengas un buen lugar donde alojarte, y esto es, quizá, una de las cosas más elementales del viaje. Como no podía ser de otra manera, la capital de Portugal cuenta con numerosas opciones de hospedaje; desde hoteles costosos hasta albergues juveniles, sin dejar a un lado los apartamentos que también son muy populares.

NOTA
En 1755, Baixa, una de las partes más populares de Lisboa, sufrió un terremoto y un tsunami con magnitudes devastadoras, lo que tuvo como consecuencia la muerte de 50.000 personas. En ese momento la población era de 275.000 habitantes, así que se trató de una tragedia gigantesca.

Respecto a la mejor zona para alojarte en Lisboa, te gustará saber que casi todas son recomendadas, y los precios dependerán de la cercanía con el centro de la ciudad. Baixa, por ejemplo, es la parte más buscada por los turistas, pero también la más costosa, y algo parecido sucede con Chiado y el Barrio Alto. Si buscas algo más asequible y con ambiente cultural, Belém y Lapa podrían ser las zonas ideales.


Booking.com

🍽 ¿Dónde comer en Lisboa?

Una de las características de la gastronomía portuguesa es que cada una de sus regiones tiene platos autóctonos y una sazón distinta, y es por ello que Lisboa —al ser la capital— es el punto donde convergen todos ellos. Sin duda, las preparaciones lusas son unas de las más exquisitas de Europa, y no debes dudar de su sabor cuando entres a comer en los sitios que mencionaremos más adelante.

Y si te preguntas cuáles son los ingredientes más populares de la gastronomía de Lisboa, son las carnes de cerdo y de res las que lideran los menús, pero claro que los mariscos y los pescados también tienen un lugar privilegiado. Dicho esto, no queda más que invitarte a Casa do Alentejo, La Buvette da Mãe d´Água – Restaurante, Crisfama, Restaurante Floresta das Escadinhas y Taberna Sal Grosso.

En este vídeo encontrarás unos tips infalibles para ahorrar en tu viaje a Lisboa. ¡Atento!:

Si te parece que la guía turística de Lisboa te ha aportado toda la información indispensable para tu viaje, recuerda que siempre puedes contar con nosotros cada vez que quieras visitar cualquier ciudad de ➨➨➨ Europa.