Saltar al contenido

Guía turística Innsbruck

Innsbruck es una de las ciudades más vistosas de Austria, y no sólo por las coloridas casas que se extienden por todo su territorio, sino también por los hermosos palacios imperiales que te dejarán sorprendido. Esta localidad es perfecta para practicar deportes de invierno incluso en los meses cálidos, así que, sin duda, es una de nuestras mejores recomendaciones para disfrutar en los Alpes austríacos. ¿Quieres saber más sobre ella? ¡En esta guía turística de Innsbruck te damos toda la información!

Moneda  Euro
Idioma  Alemán
Hora local  UTC/GMT + 1 hora
Temperatura promedio  8,5 °C 🌧️
Mejor época para viajar  Mayo – septiembre
Presupuesto para una persona (7 días)  525 euros

Guía turística de Innsbruck

✈️ ¿Cómo llegar a Innsbruck?

La ubicación de Innsbruck en Europa central permite que el camino hasta ella sea muy sencillo desde otras localidades de este continente. Así que si eres un viajero europeo, específicamente proveniente de España, debes saber que tienes 2 opciones para visitar la ciudad: por vía aérea y también por vía terrestre. En el primer caso el punto de aterrizaje es el aeropuerto internacional de Innsbruck.

A pesar de que esta terminal aérea recibe en su mayoría vuelos regionales, también llegan hasta sus pistas los aviones que salen desde otros lugares europeos y de los demás continentes. Pues bien, si partes desde España, nuestro consejo es que emprendas tu viaje desde Madrid o Barcelona, las principales ciudades españolas. De esta manera no sólo encontrarás más opciones respecto al transporte, sino que también conseguirás mejores precios.

En caso de que elijas partir desde la capital española en avión, en apenas unas 4 horas y 20 minutos estarás llegando a Innsbruck, mientras que en tren tardarás unas 19 horas. Por vía aérea tendrás que hacer una escala, y por vía terrestre al menos 3 transbordos. Por su parte, al salir desde Barcelona el tiempo del vuelo será un poco más corto: 3 horas y 55 minutos en total.

Si eliges salir en tren, tendrás que recorrer 982 kilómetros de distancia en 15 horas y hacer 2 transbordos. Ahora bien, también existe la posibilidad de que tu punto de partida no sea Europa sino algún lugar de Latinoamérica, y si es así te explicaremos cuál será tu ruta hasta Innsbruck. Como seguro imaginarás, la vía aérea es la única factible en este caso.

Supongamos, entonces, que sales desde Norteamérica —Ciudad de México es un buen ejemplo—, por lo que tendrás que volar durante unas 14 horas. En este sentido, si partes desde Sudamérica —digamos que desde Santiago de Chile—, el tiempo de tu viaje será de unas 19 horas con escala en Buenos Aires, Roma, Río de Janeiro o Madrid.

🌆 Principales puntos de interés

Innsbruck es una ciudad tan versátil que en ella podrás conocer muchísimo sobre la historia austríaca al mismo tiempo que disfrutas de hacer esquí en sus imponentes montañas. Aunque los atractivos turísticos de esta localidad son muchísimos, queremos nombrarte algunos de los más destacados para que los anotes en tu hoja de visitas. Comenzamos, pues, con el Palacio de Ambras.

Tomarte una fotografía en esta construcción de estilo renacentista será muestra irrefutable de tu estadía en Innsbruck, así que no puedes dejar de ir. Además, en este lugar vivió el archiduque Fernando II del Tirol. Otra edificación palaciega importante de la ciudad es el Hofburg perteneciente a la elitista casa real de los Habsburgo, y en cuyo interior se encuentran varias salas dedicadas a exhibir obras de arte.

NOTA
Dentro del Palacio de Ambras se ubica la Cámara de Arte y Maravillas, un espacio donde se encuentran colecciones de pinturas, esculturas y retratos exóticos que pertenecieron a Fernando II de Austria. La mayor parte de la exhibición consta de personas con discapacidades o deformidades.

Siguiendo con los sitios icónicos de Innsbruck debemos mencionar al Tejado Dorado, un techo famoso en la localidad que data del año 1500 y que fue construido con 2.738 cerámicas doradas en honor a la unión matrimonial de Maximiliano I, un antiguo emperador austríaco. También en nombre de este patriarca fue construida la Hofkirche, una imponente iglesia de estilo gótico que te dejará fascinado.

Pues bien, además de echarle un vistazo a los sitios históricos de Innsbruck, en la ciudad también encontrarás espacios para la diversión. Uno de los más llamativos es el Bergisel Ski Jump, una de las colinas más reconocidas en el mundo para practicar esquí. ¿Qué tal tener una vista desde las alturas de la ciudad? El teleférico de Nordkette es ideal para subir hasta las montañas del mismo nombre, unas de las más altas de los Alpes orientales.

ℹ️ Consejos para el viaje

Para que tu viaje a Innsbruck sea lo máximo —como lo imaginas— es fundamental que tengas en cuenta algunas consideraciones. En cuanto al sistema de transporte público, debes saber que en la ciudad los tranvías y los autobuses funcionan perfectamente, así que no hay necesidad de pagar un taxi. En caso de que quieras salir de noche, debes pedir con anticipación un vehículo de este tipo que te lleve.

La razón es que es muy difícil conseguirlos en la calle, y si lo haces, la tarifa es sumamente alta. En caso de que quieras alquilar un automóvil tendrás que presentar una tarjeta de crédito internacional con el monto total del alquiler, así como también la licencia de conducir con validez en el extranjero.

Respecto a la vestimenta que necesitas para practicar esquí no debes preocuparte; en los alrededores de las montañas y de los parques de atracciones para hacerlo encontrarás el equipamento que necesitarás. Incluso, es posible que en los hoteles donde te hospedes te puedan proporcionar este servicio, aunque tendrás que preguntar previamente por las tarifas.

🏨 ¿Dónde dormir en Innsbruck?

Las opciones para dormir en Innsbruck son tan extensas como variadas. Dependiendo de la intención de tu viaje podrás elegir el casco histórico de la ciudad o los alrededores de las montañas, y en este contexto también entra en juego la época que elijas para viajar. Con esto queremos decir que en invierno no es recomendable dormir cerca de las cordilleras por el implacable frío que hace.

¿SABÍAS QUE...?
El nombre de Innsbruck significa «puente sobre el río Inn» y fue elegido debido a que esta corriente de agua fue la frontera del estado de Tirol, donde la mencionada ciudad es la capital.

Como acabamos de mencionar, el casco histórico de la ciudad es la mejor opción para los viajeros, pues además de estar cerca de los principales lugares turísticos, podrás conseguir hoteles para presupuestos altos y también para limitados. Aunque si de economizar se trata, la alternativa ideal es buscar albergues o habitaciones compartidas, mientras que si vas en familia podrías alquilar una casa rural.


Booking.com

🍽️ ¿Dónde comer en Innsbruck?

Comer en Innsbruck es otra de nuestras actividades favoritas. Como sucede con las opciones de alojamientos y también con los sitios turísticos, en la ciudad la versatilidad está a la orden del día también en los menús. Basta con caminar por el centro para notar la cantidad de fondas tradicionales que hay, mientras que en los Alpes abundan las comidas caseras y en los barrios residenciales los restaurantes de lujo.

Además de esto, hay una cosa que destaca en la cocina de Innsbruck, y es la influencia de la comida italiana en sus platos. Claro que esto no es una sorpresa dada su cercanía con ese país europeo, así que sólo falta que disfrutes de esa mezcla increíble. Para finalizar te dejaremos una pequeña lista de restaurantes que deberías conocer durante tu estadía en Innsbruck: Tiroler Weinstube, Machete – Burrito Kartell, Altstadtbeisl y die Wilderin.

En este vídeo vas a ver un montón de cosas más que podrás hacer en Innsbruck. ¡Esperemos que disfrutes de tu viaje!:

Añade esta guía turística de Innsbruck a tus marcadores por si necesitas ayuda en tu viaje. Si quieres referencias sobre otro destino, puedes ir a la sección ➨➨➨ Guías: Europa.