Saltar al contenido

Guía turística Cuenca

A pesar de ser un destino poco conocido, los museos y la arquitectura de Cuenca la convierten en una parada obligatoria para los amantes del arte. Plagada de hermosos paisajes y fachadas de enorme valor histórico, esta cautivadora ciudad española te trasladará en el tiempo para sumergirte en una experiencia absolutamente magnífica. ¿En busca de una nueva aventura? En la guía turística de Cuenca te contamos todo lo que esta cautivadora localidad tiene para ofrecerte.

Moneda Euro
Idioma Español
Hora local UTC/GMT + 1 hora
Temperatura promedio 13,1 °C ☀️
Mejor época para viajar Mayo – octubre
Presupuesto para una persona (7 días) 390 euros

Guía turística de Cuenca

✈️ ¿Cómo llegar a Cuenca?

La ciudad de Cuenca está situada al este de España y se ubica a aproximadamente 150 kilómetros al sureste de la capital. A pesar de no contar con un aeropuerto, sus óptimas vías de acceso terrestre la convierten en un excelente destino para turistas provenientes tanto de Valencia como de Madrid. Asimismo, el viaje en tren siempre es una opción.

Si partes desde la capital española, apenas 2 horas y media serán suficientes para llegar a Cuenca en tren, mientras que sólo tomará una hora y 50 minutos si vamos en coche. Sin embargo, un tren de alta velocidad es capaz de llevarnos de Madrid a Cuenca en apenas una hora. A aquellos que desean ir a Cuenca desde Barcelona les espera un trayecto de 5 horas y 15 minutos en coche y hasta 6 horas en tren.

Las facilidades para viajar a Cuenca desde Madrid convierten al aeropuerto de la capital en la mejor opción para los turistas provenientes de Latinoamérica. Aquellos que parten de alguna localidad norteamericana —como Ciudad de México— deberán tomar un vuelo de 10 horas y media sin escalas. Para los turistas del sur del continente —podemos tomar como ejemplo a Santiago de Chile— el recorrido será de 13 horas y tampoco tendrá escalas.

🌆 Principales puntos de interés

Con tan solo dar algunos pasos por las calles de Cuenca notarás que se trata de una ciudad con un invaluable patrimonio histórico. Sus estructuras y avenidas te remontarán inmediatamente a épocas remotas, por lo que un paseo por las calles de esta ciudad es una actividad casi obligatoria. Uno de los principales sitios que dejan entrever este valioso trasfondo histórico es la Plaza Mayor, en donde se ubica la imponente Catedral de Cuenca.

Castillos, conventos e iglesias con años de antigüedad se extienden por la maravillosa Cuenca, por lo que podrás conocer una nueva historia o relato en cada destino. Muchas de estas estructuras han sido transformadas en lugares de uso público como posadas o escuelas, mientras que otras han sido rediseñadas para albergar exposiciones de arte. En total, Cuenca cuenta con más de 10 galerías y museos, los cuales se destacan por exhibir una enorme variedad de arte contemporáneo y de distintas épocas.

Uno de los mayores atractivos turísticos de Cuenca son las famosas Casas Colgadas, un conjunto de edificaciones al borde de un risco que han logrado sobrevivir al paso del tiempo. En el pasado, las Casas Colgadas fueron el hogar de distintas familias de enorme prestigio. Posteriormente, fueron rediseñadas para albergar el Museo de Arte Abstracto Español, una magnífica exposición que deleita a miles de turistas cada año y cuya entrada es totalmente gratuita.

¿SABÍAS QUE...?
Las Casas Colgadas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1996. Son consideradas uno de los monumentos más valiosos de España y destacan por su increíble vista, desde la cual los turistas aseguran observar atardeceres absolutamente preciosos.

En los últimos años, las imponentes montañas que rodean a Cuenca se han convertido en uno de los destinos favoritos de los turistas más aventureros. Muchos excursionistas disfrutan de realizar extensos recorridos a través de estos terrenos con la intención de contemplar magníficos paisajes y vivir irrepetibles experiencias. Desde algunas de estas montañas podrás observar las ruinas del castillo de Cuenca, otra parada llena de invaluables historias.

ℹ️ Consejos para el viaje

Los caminos que conducen a Cuenca están bien iluminados y en excelente estado. Sin embargo, es recomendable viajar en épocas de bajas precipitaciones, especialmente entre los meses de mayo y octubre. De esta manera tu viaje será más seguro y podrás explotar al máximo tu estancia en este destino. Al no ser una localidad con playas, no encontrarás demasiados turistas si visitas Cuenca durante el verano.

Debido a que Cuenca es una ciudad pequeña, no cuenta con un sistema de transporte público avanzado. En la mayoría de los casos necesitarás estar preparado para andar a pie, por lo que es recomendable que no lleves demasiados objetos cuando salgas a hacer turismo. El lado positivo de los recorridos andando es que podrás toparte constantemente con estructuras majestuosas, lo cual enriquecerá tu experiencia notablemente.

Si quieres hacer tus visitas por los sitios históricos de Cuenca más interesantes, te recomendamos que contrates un guía turístico. Además de llevarte a los lugares correctos, será capaz de contarte las impresionantes historias de cada estructura, las cuales son bien conocidas por los lugareños y pueden resultar realmente fascinantes. Si deseas conocer todos estos relatos, te recomendamos quedarte en Cuenca al menos una noche. Además, no querrás perderte sus hermosas puestas de sol, ¿verdad?

🏨 ¿Dónde dormir en Cuenca?

A pesar de ser una ciudad pequeña, Cuenca cuenta con una gran variedad de opciones en cuanto a alojamiento se refiere. Podrás encontrar hoteles y posadas con todas las comodidades, así como sitios de hospedaje más pequeños, instalados en edificios antiguos. Si bien el alojamiento en Cuenca no es costoso, podrás apreciar sustanciales diferencias de precio dependiendo de las comodidades que requieras.

Por sus precios y su nivel de atención, te recomendamos el hotel Exe Cuenca, el hotel Torremangana y el hotel Alfonso VIII. La posada de San José es otra excelente opción si buscas un lugar céntrico y con fácil acceso a los sitios turísticos de mayor interés, aunque puede resultar más costosa. ¿Necesitas una buena ubicación en lugar de comodidad? Entonces la posada Las Tintes y la posada San Martín son para ti.


Booking.com

🍽 ¿Dónde comer en Cuenca?

La gastronomía de Cuenca fue influenciada principalmente por ganaderos y cazadores, quienes aprendieron a preparar exquisitas comidas con distintos tipos de carnes. Estos deliciosos platos se pueden degustar en restaurantes y bares ubicados en el centro de la ciudad, los cuales destacan por su ambiente cálido, su estilo simplista y su fachada antigua.

NOTA
En Cuenca es tradición invitar a los turistas a tomar resolí, el licor típico de la ciudad. La bebida, elaborada con café, corteza de naranja, y otros ingredientes, cuenta con un sabor particular que sorprende a quienes se aventuran a probarla.

Las recetas preparadas con carne de cordero, como las chuletas de lechal o los zarajos, encabezan la lista de recomendaciones de los lugareños. Como alternativa, Cuenca te ofrece sus deliciosas truchas y sus exquisitas garbanzadas, las cuales son sumamente populares en la región. Te recomendamos degustar estos y otros platos en restaurantes como El Secreto, Las Brasas y El Asador de Antonio.

Es hora de dejar de leer y pasar a la acción. ¡Vámonos a Cuenca!:

Esperamos haberte servido de ayuda con esta información para viajar a Cuenca. Descubre más sitios de nuestro bello país en la categoría ➨➨➨ Guías turísticas: España.

¿Cuál será tu siguiente destino?