Saltar al contenido

Guía Sagrada Familia

Al visitar Barcelona, notarás que si hay una construcción resaltante en la ciudad esa es la Basílica de la Sagrada Familia. Este templo dejó de ser sólo un lugar religioso para convertirse en un punto de encuentro turístico, y dada su imponente arquitectura y su espectacular diseño no es una sorpresa que sea uno de los sitios más visitados de España. Sin duda, se trata de una obra maestra, y después de leer esta guía turística de la Sagrada Familia estarás de acuerdo con esto.

Guía turística Sagrada Familia

¿Cómo llegar a la Sagrada Familia?

La Sagrada Familia se encuentra en el distrito del Ensanche, justo en la calle de Mallorca. Para llegar hasta este lugar podrás coger tantos autobuses como líneas del metro, y en caso de que elijas la primera opción tendrás que acercarte hasta la parada más cercana del lugar donde estés y tomar cualquier unidad de las rutas 33, 34, 43, 19, 44, 50, 51, B20 o B24.

Todas ellas te dejarán justo al frente del templo, pero si te gusta más la alternativa del metro, no tienes de qué preocuparte; ellos también te dejan muy cerca de la Sagrada Familia. En este contexto tendrás que ir hasta la estación y coger uno de la línea 2 o de la línea 5. Al bajarte de él sólo deberás caminar un poco, entrar al templo y empezar tu visita.

Cabe destacar que éstas son las opciones desde las zonas céntricas de Barcelona hasta la Sagrada Familia, pero si partes desde otros lugares —como el aeropuerto de Barcelona El Prat o desde la terminal de cruceros—, tendrás que tomar un autobús que te dejará en una de las estaciones o paradas centrales para empezar cualquiera de los recorridos explicados anteriormente.

¿Cuándo visitar la Sagrada Familia?

Como mencioné al principio, la Sagrada Familia es uno de los sitios más visitados de Barcelona, y para empezar a planificar tu recorrido debes saber los horarios y los precios de las entradas. En cuanto al primer aspecto, las horas en las que el templo está abierto al público dependen de los meses, así que si vas de noviembre a febrero puedes disfrutar del lugar desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde.

De marzo a octubre el horario se extiende por una hora más; es decir, el templo abre a las 9 de la mañana y cierra a las 7 de la noche, mientras que de abril a septiembre la hora del cierre es a las 8 de la noche. No obstante, hay excepciones respecto a los horarios de la iglesia, y es que los 25 y 26 de diciembre y los 1 y 6 de enero la entrada será a las 9 de la mañana y la salida de los visitantes a las 2 de la tarde.

Otra cosa que debes saber es el precio de las entradas, entre las cuales la más comprada es la estándar, que cuesta 15 € y que puedes adquirir por Internet. La panorámica es otra de las opciones de acceso, cuesta 29 € e incluye una subida por las grandiosas torres del templo y una audioguía, pero si no quieres subir a los torreones puedes pagar sólo la audioguía por 24 €.

NOTA
La Sagrada Familia tiene la extensión de Templo Expiatorio debido a que es financiada por organizaciones privadas, y es por eso que las entradas son tan caras.

Antes de elegir cualquiera de las opciones antes mencionadas, también deberías tener en cuenta otras consideraciones: los niños menores de 11 años pueden entrar gratis si van con un adulto que haya pagado la entrada; los adultos menores de 30 años tienen un descuento de 2 € y los jubilados tienen precios especiales, mucho más económicos que los costes regulares.

Además, si vas en grupos de más de 10 personas y menos de 40 puedes optar por las entradas con guía incluido. Ésta es una opción increíble porque tendrás descuentos de hasta 50% (si vas en la tarde) y porque evitarás las largas colas en los sitios más interesantes de la basílica.

Otra cosa que debes saber es que tendrás que acceder por la fachada del Nacimiento si es una visita individual, pero si vas en grupo debes entrar por la que te indique el guía.

¿Qué ver en el templo?

Antoni Gaudí —la mente maestra detrás de la Sagrada Familia— no sólo dirigió la construcción de un impresionante templo, sino que también ideó una de las arquitecturas más exquisitas y modernas de Barcelona y el mundo. Tan sólo con observar la unión de elementos ornamentales, plásticos, estéticos y neogóticos que se evidencian en sus grandiosas fachadas y sus espectaculares torres sabrás que se trata de algo magnífico.

Dentro de la Sagrada Familia no deberías perderte las preciosas y altísimas vistas que tendrás desde los torreones del templo, y para subir hasta ellos tendrás que subir a un ascensor que se eleva por 65 metros. Luego tendrás que subir unas pocas escaleras, pero cuando estés en las torres hay algo más que ver: el puente.

En este pasadizo sentirás que estás en la cima de toda Barcelona, y a pesar de que no es un espacio extenso, no debes perder la oportunidad de ver la ciudad desde las alturas y también de observar la sublime decoración de esta parte del templo. Eso sí, ten en cuenta que debes bajar un tramo por unas escaleras de caracol en las que debes tener muchísimo cuidado.

Una vez abajo puedes dar un paseo por el espectacular interior del templo. Debes fijarte, además, en la intención de Gaudí de evitar las líneas rectas en su obra, y es por eso que verás que las columnas terminan en curvas —como ocurre con los árboles—. Las vidrieras, por su parte, también tienen un objetivo específico: reflejar ciertos colores dependiendo del momento del día (amanecer, atardecer y anochecer).

NOTA
Antoni Gaudí expresó que su idea era que el interior de la Sagrada Familia fuese un bosque. En este sentido, los pilares centrales son unas grandiosas palmeras que reflejan la gloria, el sacrificio y el martirio de Jesús, mientras que las naves laterales están inspiradas en los laureles, árboles que a menudo se los relaciona con la inteligencia.

ℹ️ Consejos para la visita

A pesar de todo su atractivo turístico y arquitectónico, la Sagrada Familia no deja de ser un templo, y es por eso que uno de los consejos es que lleves ropa adecuada si no quieres que te prohíban la entrada. De manera específica, es necesario evitar los tirantes, las transparencias, las lentes de sol y los pantalones cortos. Además, mantén silencio y mucho respeto por los sitios sagrados dentro de la basílica.

También debes saber que sólo puedes entrar con una mochila pequeña, así que si vas a llevar equipos fotográficos deben caber dentro de ella. En caso de que quieras tomar fotografías profesionales, debes solicitar un permiso de prensa, sobre todo si quieres pasar trípodes y cámaras con grandes lentes. Son realmente estrictos con los equipos audiovisuales.

🍽 ¿Dónde comer en la Sagrada Familia?

Aunque en los jardines que rodean a la Sagrada Familia verás varios kioscos para comer bocadillos y tomar café, la verdad es que son sitios que sólo se recomiendan si no tienes problemas en pagar precios un poco altos (hasta 2 € por un expreso). Así que si deseas elegir entre diversos menús sin dejar toda tu billetera en el lugar, es aconsejable dar un paseo por las calles cercanas a la basílica.

Si quieres degustar exquisita comida italiana, Basilico Pizza es la opción ideal, aunque no se puede dejar de mencionar al Taj Mahal, con sus platos indios y pakistaníes, a las grandes porciones de comida cubana en Tapacon Pisao ni a El Señorío, con su gastronomía peruana. Y si vas con niños, Els Pollos de Llull es un restaurante con espacios dispuestos para que los pequeños se entretengan.

Aun con todas las descripciones que te he dado, no te alcanzas a imaginar la verdadera belleza de esta imponente basílica. Es por eso que te he traído este vídeo:

Como puedes ver, ➨➨➨ España tiene muchos sitios increíbles, y la Sagrada Familia es tan sólo uno de éstos. ¿Te atreves a conocer más?

¿Cuál será tu siguiente destino?